• En el Portal de Medios la fundación Siemens Stiftung ofrece alrededor de 3.500 Recursos Educativos Abiertos (REA) para profesores y estudiantes.
    © Siemens Stiftung, Fotógrafo: Enno Kapitza
Área de trabajo:
Educación
País/Región:
Internacional
Dra. Franziska Frost, directora de proyectos y experta para los Recursos Educativos Abiertos (REA) (en la fundación Siemens Stiftung).

¿Cómo funcionan los derechos de autor en los Recursos Educativos Abiertos? ¿Cuáles son las barreras en el uso de los REA? ¿Qué papel desempeña la fundación Siemens Stiftung en el movimiento REA? Hemos preguntado a nuestra experta, la Dra. Franziska Frost…

La fundación Siemens Stiftung pone a disposición varios miles de medios didácticos de libre acceso. De este modo, interviene de forma activa en el mercado de la enseñanza. ¿Es esto legítimo?

Por supuesto. Nos tomamos en serio la reivindicación de la UNESCO de una «cultura universal», y creemos firmemente en la importancia de este objetivo. Y es evidente que ello implica también un acceso a los medios educativos lo más abierto posible. Los REA forman parte de una cultura para compartir, a la cual queremos contribuir como fundación sin ánimo de lucro. Creemos que aportar más materiales de alta calidad no puede perjudicar al mercado educativo, sino muy por el contrario, enriquecerlo.

¿Y cómo concretamente?

En nuestro portal de medios didácticos ofrecemos gratuitamente más de 3.500 materiales didácticos de libre acceso sobre ciencias naturales y tecnología. Además, planteamos toda una serie de propuestas de nuevos formatos para la enseñanza. Porque, cuantas más ideas se desarrollen, mayor será la competencia positiva por crear contenidos de alta calidad. Los beneficiados son primordialmente los alumnos y los profesores; a fin de cuentas, son ellos quienes eligen la oferta que más les interesa.

Uno de los aspectos más discutidos es el de los derechos de autor. ¿Deben temer los autores realmente por sus derechos?

Todavía oigo muy a menudo esta preocupación. Sinceramente: no tiene ningún fundamento. Los materiales didácticos con licencia abierta están naturalmente sujetos a la legislación sobre derechos de autor. Esto significa sencillamente que, quien crea una obra, es también propietario de sus derechos de autor. El autor decide qué derechos de utilización desea ceder, y de qué manera. Por ejemplo, puede vender estos derechos a una institución. Esta puede ofrecer entonces la obra en forma de REA, siempre que el autor haya cedido los derechos de utilización correspondientes. Así pues, los REA y la actividad editorial no se excluyen.

¿Cómo administran las licencias de sus medios? ¿Y a qué tiene derecho en último término el usuario?

Nosotros encargamos a autores expertos la creación de medios y adquirimos los derechos. Entonces, cualquiera puede descargar los medios gratuitamente de nuestro portal de medios didácticos, adaptarlos, combinarlos y divulgarlos – siempre que se cumplan dos condiciones: debe citarse nuestro nombre como titular de los derechos de autor del original y los medios deben divulgarse bajo las mismas condiciones. Sin embargo, al principio nos topamos con dificultades muy distintas. Evidentemente, no empezamos en 2015 a crear material didáctico. En ese momento disponíamos ya de un enorme conjunto de materiales «protegidos», el cual tuvimos que revisar para comprobar su aptitud como REA y constatar cuánto tiempo y dinero habría que invertir para convertirlos en recursos educativos de dominio público. En parte, nos vimos obligados a renegociar con los autores.

¿De qué forma aseguran la calidad de los contenidos para una enseñanza de buena calidad, si hay acaso un modo de garantizarlo?

Por cuenta propia seríamos incapaces de lograrlo. Colaboramos con una red de autores de escuelas y universidades que nos apoyan con sus conocimientos didácticos especializados y su competencia en métodos. Por ejemplo, con la TUM School of Education o la iMINT-Akademie. A continuación, se realiza una comprobación de calidad sistemática. Verificamos la neutralidad de los materiales y ponemos especial atención en que la información relacionada con temas controvertidos no se exponga de forma unilateral o incompleta. Sin embargo, para mí lo más importante en todo este debate en torno a la calidad de los REA es dar un mayor protagonismo al personal docente: los medios digitales encierran un gran potencial para la enseñanza, pero no aportan de por sí una mejora. En este sentido, juegan un papel decisivo las profesoras y los profesores, que no solo utilizan los materiales con gran responsabilidad y profesionalidad, sino que también los adaptan a las necesidades de sus clases. Nosotros brindamos apoyo con orientación práctica e ideas para las clases.

¿Cuál es la meta concreta de su trayectoria de REA?

No solo se trata de crear más y más medios educativos de libre acceso. También es necesario que lleguen a quienes los necesitan. Aquí debemos tener presentes dos aspectos digitales importantes. Por un lado, debemos prestar especial atención a la clasificación correcta de los medios por palabras clave y a la interconexión de los portales. ¿De qué sirve el mejor material educativo si no se puede localizar rápidamente y con la debida precisión? Por otro lado, como fundación también presente en los países en desarrollo, somos conscientes de que los REA por sí solos no son suficientes. Si bien es cierto que los profesores con los que colaboramos, por ejemplo en el África subsahariana, pueden descargar los REA a través de sus celulares, en muchos casos no disponen de las posibilidades técnicas para poder utilizarlos en las clases, es decir, computadoras para procesarlos, impresoras o proyectores.

¿No queda entonces obsoleta la visión de la UNESCO de la «cultura universal»?

En absoluto. En nuestra colaboración con los profesores constatamos una enorme creatividad. Ellos reciben los medios de forma analógica y digital, desarrollan ideas propias y las ponen en práctica en las clases a su criterio. Precisamente esta capacidad creativa es la que debemos apoyar y promover.

¿Qué oportunidades e inconvenientes cree que entrañan los materiales didácticos de libre acceso?

Escríbanos cuál ha sido su experiencia por correo electrónico a Dra. Franziska Frost.


Portal de medios didácticos para la enseñanza de STEM

El portal de medios didácticos de la fundación Siemens Stiftung pone a disposición material de enseñanza abierto, gratuito y de calidad verificada para asignaturas de tecnología y ciencias naturales. Los más de 3.500 Recursos Educativos Abiertos (REA) en torno a temas como la energía, el medio ambiente y la salud, han sido elaborados para el personal docente y los alumnos, y potencian fórmulas didácticas modernas como el aprendizaje investigativo, inclusivo y cooperativo. Los materiales son apropiados para todas las edades y modelos escolares, y se ofrecen en alemán, inglés y español.

Portal de Medios

«Los medios digitales pueden mejorar un método de enseñanza si este ya es bueno, pero no pueden corregir una didáctica ineficiente.»

¿Qué son REA?

Los REA (Recursos Educativos Abiertos) son materiales didácticos y de estudio con licencia abierta, para que cualquiera pueda utilizarlos, editarlos y compartirlos gratuitamente. En el marco de una iniciativa REA mundial se está consiguiendo que más personas que nunca tengan acceso a medios actualizados y de alta calidad.

Una entrevista con Prof. Michael Kerres y Richard Heinen
  • Creative Commons desarrolla licencias con las que los titulares de derechos de contenidos educativos pueden conceder a otras partes interesadas los derechos de usufructo.
    © Composición de Logo OER: 2012, Jonathas Mello¹, CC-BY 3.0 Unported y Logo CC²
Área de trabajo:
Educación
País/Región:
Alemania
El catedrático Michael Kerres y Richard Heinen, LearningLab de la Universidad de Duisburg-Essen

La fundación Siemens Stiftung promueve la idea de los Recursos Educativos Abiertos (REA). Basada en una política de licencias sencillas y de derechos transparentes, ahora cualquier usuario puede revisar, combinar y compartir los medios abiertos.

En los próximos años el portal de medios didácticos va a convertirse sucesivamente en una plataforma interactiva para recursos educativos abiertos. Dos científicos de la Universidad de Duisburg-Essen asesoran a la fundación en este recorrido: el catedrático Michael Kerres, de la cátedra para Didáctica Digital y Gestión del Conocimiento, y Richard Heinen, gerente del LearningLab de la Universidad. Los expertos explican a continuación las posibilidades de los REA y las repercusiones que tendrán en la enseñanza y el aprendizaje.

Sr. Kerres, en su cátedra estudia desde hace muchos años los materiales educativos abiertos, los llamados Open Educational Resources. ¿Cómo llegó a este tema? 

Michael Kerres: En el LearningLab, aquí en la Universidad de Duisburg-Essen, nos ocupamos de las diferentes formas de la enseñanza y el aprendizaje con medios digitales, desde el colegio hasta la universidad, pasando por la formación profesional y el aprendizaje a lo largo de toda la vida. La producción, puesta a disposición y el uso de materiales didácticos juega aquí, naturalmente, un papel muy importante.

Porque la digitalización ha cambiado radicalmente las condiciones marco: antes elaboraban los propios docentes el material didáctico y lo copiaban para el grupo de alumnos. Si hoy en día un profesor hace lo mismo en el espacio digital, se plantean una serie de cuestiones legales: ¿Qué materiales puedo utilizar? ¿Dónde y cómo puedo poner a disposición de mis alumnos estos nuevos materiales digitales? ¿Puedo ponerlos también a disposición de otros colegas en plataformas públicas o cerradas? La publicación de los materiales bajo una licencia de medios educativos abiertos permite responder a muchas de estas preguntas.

Pero a nosotros nos interesa también la pregunta de cómo interactúan las diferentes plataformas que se desarrollan en internet. ¿Se crean sistemas cerrados en sí mismos que, si bien ofrecen una buena experiencia al usuario, también entrañan el peligro de hacerse dependientes de determinados proveedores de contenido? ¿O existe la posibilidad de configurar un ecosistema abierto en el que los materiales pueden ser intercambiados entre diferentes plataformas y mejorados y evaluados por cualquier participante? La pregunta respecto al carácter abierto de los contenidos educativos suscita naturalmente también la pregunta por la justicia educativa y la pluralidad.

Señor Heinen, ¿qué papel juegan los REA en las innovaciones en el aprendizaje?
Richard Heinen: Los REA por sí solos no pueden modificar nada. Son los profesores los que deben estar dispuestos a cambiar su clase, ya sea, por iniciativa propia o motivados por estímulos externos. Los medios digitales, como norma general, ofrecen el potencial de elaborar los temas de un modo más diverso y multimediático. Esto puede ser importante, en particular con grupos de aprendizaje heterogéneos, cuando el material debe ser adaptado a alumnos con capacidades y condiciones especiales. Ya sea porque los alumnos reclaman más conocimiento o porque la elaboración especial es lo que les permite acceder a los materiales.

El personal docente enseña cada vez con más frecuencia en este tipo de clases heterogéneas. REA ofrece ahora el marco legal para transmitir adaptaciones individuales y facilitar su uso, siempre y cuando los profesores estén dispuestos a cooperar entre ellos. La cooperación juega también un papel importante a otro nivel. Durante el trabajo con medios digitales, los alumnos pueden crear nuevos contenidos que, por ejemplo, documenten resultados de aprendizaje. Si para ello se utilizan y producen REA, muchos de esos contenidos serán visibles y podrán ser utilizados por alumnos de otras clases y colegios.
¿A qué se debe que los profesores todavía sean bastante reticentes a utilizar REA?
Michael Kerres: A menudo los profesores ni siquiera saben lo que son los REA. Utilizan material que encuentran en internet y que se adapta a las necesidades de su clase. Aunque siguen estando inseguros de si pueden utilizar, modificar y distribuir el material. El hecho de que los REA puedan ser una solución es algo que sencillamente no se conoce lo suficiente. Por eso es especialmente importante informar al respecto y crear ofertas REA concretas. Ofertas, en las que la licencia no solo sea una pequeña referencia casi oculta, sino en las que el proveedor informe sobre el sentido y la finalidad de los REA. De esta forma se transforma una sensación de inseguridad en una conciencia de las posibilidades de los contenidos educativos abiertos.

Richard Heinen: A esto se añade que los REA son generalmente medios digitales. En ese sentido son también importantes las condiciones marco a nivel técnico y organizativo en el colegio. ¿Tengo como profesor la posibilidad de utilizar en la clase materiales interactivos? ¿Dispone el colegio de equipos móviles y han aprendido los alumnos a trabajar con ellos? Aquí se pone de manifiesto: los REA son una faceta entre muchas dentro un proceso de modificación necesario para que los colegios puedan hacer frente a los desafíos de la digitalización en la sociedad.

¿Cómo se puede asegurar la calidad de los REA?
Richard Heinen: La pregunta por la calidad de los REA abre a menudo un falso debate. El reproche de la falta de calidad sirve para desacreditar a los REA con el fin de proteger modelos de negocio establecidos. Pero si un proveedor produce REA de manera consciente y los experimenta con profesores, en su proceso de producción se aplican las mismas medidas que en los materiales producidos de manera convencional para fines comerciales. En última instancia, en ambos casos no es el autor o productor quien decide sobre la calidad, sino el hecho de que profesor y alumno puedan trabajar bien con el material. Aquí es importante crear para REA, en realidad también para materiales convencionales, portales para la evaluación y el comentario y animar a los profesores a que expresen su opinión. Un complemento muy interesante de estas opiniones de los usuarios son las páginas de recomendación, en las que, por ejemplo, los estados federados encargan a expertos la selección del material que mejor opinión les merece.

Mediante buenas contribuciones de los usuarios y sistemas de referencia es posible restringir el peligro de que se cuelen materiales tendenciosos. Si un proveedor de materiales libres desea efectivamente ejercer una influencia activa, serán necesarios profesores y redactores atentos que intervengan, advirtiendo a otros usuarios a través de plataformas adecuadas.
¿Cuál puede ser en su opinión la contribución de las fundaciones a la difusión de los REA?
Michael Kerres: Las fundaciones tuvieron una gran importancia desde un principio en el tema de los REA. Han sido iniciativas como la de la fundación Hewlett, junto con las actividades de la UNESCO y la OCDE, las que han dado a conocer el tema en el ámbito internacional.

Las fundaciones tienen diferentes posibilidades de fomentar el desarrollo de los REA. Pueden promover el debate y la información dentro de la sociedad por medio de eventos y publicaciones. Pero también pueden producir REA de una gran calidad y con carácter modelo, así como crear portales para su distribución. La configuración de los materiales permite además desarrollar y perfeccionar a nivel didáctico los escenarios de aprendizaje. Porque la finalidad no debería ser disponer de REA, sino aprovechar estos para adaptar el aprendizaje a las necesidades de la sociedad actual y facilitar el acceso a ellos al mayor número de personas posible.

En los próximos meses asesorará a la fundación Siemens Stiftung en el marco de la conversión del portal de medios didácticos en una plataforma REA. ¿Cuáles son las principales exigencias a una plataforma de este tipo?
Richard Heinen: En realidad ya acabamos de responder a eso. El portal de medios didácticos hace ya mucho tiempo que ofrece materiales didácticos de gran calidad. Si la fundación Siemens Stiftung va a producir ahora REA, es importante conservar y mantener las medidas de aseguramiento de la calidad que se han venido aplicando hasta ahora. La parte interactiva puede ser aprovechada para integrar también a los usuarios en el aseguramiento de la calidad. En otras palabras: El portal debería animar a los profesores a dar su opinión sobre los materiales y a describir cómo han utilizado los materiales, con qué grupos de alumnos y para qué fines de aprendizaje. El resultado puede ser que los materiales puedan tener un uso mucho más diverso del que quizás se imaginó el autor.

Michael Kerres: Otro aspecto importante es que los profesores sean plenamente conscientes de que ahora los materiales tienen el carácter de REA y lo que esto significa. En última consecuencia, el portal de medios didácticos debería ofrecer a los profesores la posibilidad de poner a disposición sus propios REA. Especialmente si estos contenidos se han elaborado a partir de materiales del portal de medios didácticos.

Muchas gracias por esta entrevista!

Aquí puede acceder al portal de medios didácticos y encontrar información sobre REA: https://portaldemedios.siemens-stiftung.org


¹http://www.jonathasmello.com
²https://creativecommons.org/about/downloads

«A menudo los profesores ni siquiera saben lo que son los REA. Por eso es especialmente importante informar al respecto.»

  • Creative Commons desarrolla licencias con las que los titulares de derechos de contenidos educativos pueden conceder a otras partes interesadas los derechos de usufructo.
    © Composición de Logo OER: 2012, Jonathas Mello¹, CC-BY 3.0 Unported y Logo CC²
Área de trabajo:
Educación
País/Región:
Alemania
El catedrático Michael Kerres y Richard Heinen, LearningLab de la Universidad de Duisburg-Essen

La fundación Siemens Stiftung promueve la idea de los Recursos Educativos Abiertos (REA). Basada en una política de licencias sencillas y de derechos transparentes, ahora cualquier usuario puede revisar, combinar y compartir los medios abiertos.

En los próximos años el portal de medios didácticos va a convertirse sucesivamente en una plataforma interactiva para recursos educativos abiertos. Dos científicos de la Universidad de Duisburg-Essen asesoran a la fundación en este recorrido: el catedrático Michael Kerres, de la cátedra para Didáctica Digital y Gestión del Conocimiento, y Richard Heinen, gerente del LearningLab de la Universidad. Los expertos explican a continuación las posibilidades de los REA y las repercusiones que tendrán en la enseñanza y el aprendizaje.

Sr. Kerres, en su cátedra estudia desde hace muchos años los materiales educativos abiertos, los llamados Open Educational Resources. ¿Cómo llegó a este tema? 

Michael Kerres: En el LearningLab, aquí en la Universidad de Duisburg-Essen, nos ocupamos de las diferentes formas de la enseñanza y el aprendizaje con medios digitales, desde el colegio hasta la universidad, pasando por la formación profesional y el aprendizaje a lo largo de toda la vida. La producción, puesta a disposición y el uso de materiales didácticos juega aquí, naturalmente, un papel muy importante.

Porque la digitalización ha cambiado radicalmente las condiciones marco: antes elaboraban los propios docentes el material didáctico y lo copiaban para el grupo de alumnos. Si hoy en día un profesor hace lo mismo en el espacio digital, se plantean una serie de cuestiones legales: ¿Qué materiales puedo utilizar? ¿Dónde y cómo puedo poner a disposición de mis alumnos estos nuevos materiales digitales? ¿Puedo ponerlos también a disposición de otros colegas en plataformas públicas o cerradas? La publicación de los materiales bajo una licencia de medios educativos abiertos permite responder a muchas de estas preguntas.

Pero a nosotros nos interesa también la pregunta de cómo interactúan las diferentes plataformas que se desarrollan en internet. ¿Se crean sistemas cerrados en sí mismos que, si bien ofrecen una buena experiencia al usuario, también entrañan el peligro de hacerse dependientes de determinados proveedores de contenido? ¿O existe la posibilidad de configurar un ecosistema abierto en el que los materiales pueden ser intercambiados entre diferentes plataformas y mejorados y evaluados por cualquier participante? La pregunta respecto al carácter abierto de los contenidos educativos suscita naturalmente también la pregunta por la justicia educativa y la pluralidad.

Señor Heinen, ¿qué papel juegan los REA en las innovaciones en el aprendizaje?
Richard Heinen: Los REA por sí solos no pueden modificar nada. Son los profesores los que deben estar dispuestos a cambiar su clase, ya sea, por iniciativa propia o motivados por estímulos externos. Los medios digitales, como norma general, ofrecen el potencial de elaborar los temas de un modo más diverso y multimediático. Esto puede ser importante, en particular con grupos de aprendizaje heterogéneos, cuando el material debe ser adaptado a alumnos con capacidades y condiciones especiales. Ya sea porque los alumnos reclaman más conocimiento o porque la elaboración especial es lo que les permite acceder a los materiales.

El personal docente enseña cada vez con más frecuencia en este tipo de clases heterogéneas. REA ofrece ahora el marco legal para transmitir adaptaciones individuales y facilitar su uso, siempre y cuando los profesores estén dispuestos a cooperar entre ellos. La cooperación juega también un papel importante a otro nivel. Durante el trabajo con medios digitales, los alumnos pueden crear nuevos contenidos que, por ejemplo, documenten resultados de aprendizaje. Si para ello se utilizan y producen REA, muchos de esos contenidos serán visibles y podrán ser utilizados por alumnos de otras clases y colegios.
¿A qué se debe que los profesores todavía sean bastante reticentes a utilizar REA?
Michael Kerres: A menudo los profesores ni siquiera saben lo que son los REA. Utilizan material que encuentran en internet y que se adapta a las necesidades de su clase. Aunque siguen estando inseguros de si pueden utilizar, modificar y distribuir el material. El hecho de que los REA puedan ser una solución es algo que sencillamente no se conoce lo suficiente. Por eso es especialmente importante informar al respecto y crear ofertas REA concretas. Ofertas, en las que la licencia no solo sea una pequeña referencia casi oculta, sino en las que el proveedor informe sobre el sentido y la finalidad de los REA. De esta forma se transforma una sensación de inseguridad en una conciencia de las posibilidades de los contenidos educativos abiertos.

Richard Heinen: A esto se añade que los REA son generalmente medios digitales. En ese sentido son también importantes las condiciones marco a nivel técnico y organizativo en el colegio. ¿Tengo como profesor la posibilidad de utilizar en la clase materiales interactivos? ¿Dispone el colegio de equipos móviles y han aprendido los alumnos a trabajar con ellos? Aquí se pone de manifiesto: los REA son una faceta entre muchas dentro un proceso de modificación necesario para que los colegios puedan hacer frente a los desafíos de la digitalización en la sociedad.

¿Cómo se puede asegurar la calidad de los REA?
Richard Heinen: La pregunta por la calidad de los REA abre a menudo un falso debate. El reproche de la falta de calidad sirve para desacreditar a los REA con el fin de proteger modelos de negocio establecidos. Pero si un proveedor produce REA de manera consciente y los experimenta con profesores, en su proceso de producción se aplican las mismas medidas que en los materiales producidos de manera convencional para fines comerciales. En última instancia, en ambos casos no es el autor o productor quien decide sobre la calidad, sino el hecho de que profesor y alumno puedan trabajar bien con el material. Aquí es importante crear para REA, en realidad también para materiales convencionales, portales para la evaluación y el comentario y animar a los profesores a que expresen su opinión. Un complemento muy interesante de estas opiniones de los usuarios son las páginas de recomendación, en las que, por ejemplo, los estados federados encargan a expertos la selección del material que mejor opinión les merece.

Mediante buenas contribuciones de los usuarios y sistemas de referencia es posible restringir el peligro de que se cuelen materiales tendenciosos. Si un proveedor de materiales libres desea efectivamente ejercer una influencia activa, serán necesarios profesores y redactores atentos que intervengan, advirtiendo a otros usuarios a través de plataformas adecuadas.
¿Cuál puede ser en su opinión la contribución de las fundaciones a la difusión de los REA?
Michael Kerres: Las fundaciones tuvieron una gran importancia desde un principio en el tema de los REA. Han sido iniciativas como la de la fundación Hewlett, junto con las actividades de la UNESCO y la OCDE, las que han dado a conocer el tema en el ámbito internacional.

Las fundaciones tienen diferentes posibilidades de fomentar el desarrollo de los REA. Pueden promover el debate y la información dentro de la sociedad por medio de eventos y publicaciones. Pero también pueden producir REA de una gran calidad y con carácter modelo, así como crear portales para su distribución. La configuración de los materiales permite además desarrollar y perfeccionar a nivel didáctico los escenarios de aprendizaje. Porque la finalidad no debería ser disponer de REA, sino aprovechar estos para adaptar el aprendizaje a las necesidades de la sociedad actual y facilitar el acceso a ellos al mayor número de personas posible.

En los próximos meses asesorará a la fundación Siemens Stiftung en el marco de la conversión del portal de medios didácticos en una plataforma REA. ¿Cuáles son las principales exigencias a una plataforma de este tipo?
Richard Heinen: En realidad ya acabamos de responder a eso. El portal de medios didácticos hace ya mucho tiempo que ofrece materiales didácticos de gran calidad. Si la fundación Siemens Stiftung va a producir ahora REA, es importante conservar y mantener las medidas de aseguramiento de la calidad que se han venido aplicando hasta ahora. La parte interactiva puede ser aprovechada para integrar también a los usuarios en el aseguramiento de la calidad. En otras palabras: El portal debería animar a los profesores a dar su opinión sobre los materiales y a describir cómo han utilizado los materiales, con qué grupos de alumnos y para qué fines de aprendizaje. El resultado puede ser que los materiales puedan tener un uso mucho más diverso del que quizás se imaginó el autor.

Michael Kerres: Otro aspecto importante es que los profesores sean plenamente conscientes de que ahora los materiales tienen el carácter de REA y lo que esto significa. En última consecuencia, el portal de medios didácticos debería ofrecer a los profesores la posibilidad de poner a disposición sus propios REA. Especialmente si estos contenidos se han elaborado a partir de materiales del portal de medios didácticos.

Muchas gracias por esta entrevista!

Aquí puede acceder al portal de medios didácticos y encontrar información sobre REA: https://portaldemedios.siemens-stiftung.org


¹http://www.jonathasmello.com
²https://creativecommons.org/about/downloads

«A menudo los profesores ni siquiera saben lo que son los REA. Por eso es especialmente importante informar al respecto.»