Siemens Stiftung

Portal

Go to: Main Navigation

Go to: Content

Go to: Sidebar

Go to: Language Navigation

Go to: Service Navigation

Go to: Quick Search

Go to: Footer

Espacios Revelados / Changing Places

Intervenciones artísticas en el espacio urbano

ESPACIOS REVELADOS / CHANGING PLACES es una serie de proyectos de ámbito internacional que se celebra en diferentes ciudades de Latinoamérica. Comenzó en 2014 en Buenos Aires / Argentina y prosiguió en 2016 en Santiago de Chile y continuará en Bogotá / Colombia.

 

 

Find out more

ESPACIOS REVELADOS / CHANGING PLACES desde el 27 de marzo al 6 de abril de 2014 en Buenos Aires, Argentina

  • En la instalación de William Forsythe
    En la instalación de William Forsythe «Multitud dispersa» los visitantes pueden hacer flotar el vestíbulo de un banco con la ayuda de globos.
    /
  • Mariano Pensotti y Mariana Tirantte transforman el hall
    Mariano Pensotti y Mariana Tirantte transforman el hall del banco Tornquist Bank en una “ciudad en sueños” con más de cien casas en miniatura.
    /
  • Garden State de MAMAZA
    El “Estado jardín” (Garden State) de MAMAZA invita a los habitantes a transformar un edificio abandonado en La Boca en un oasis verde con sus plantas…
    /
  • Crear un espacio social de encuentro
    … y crear un espacio social de encuentro.
    /
  • En uno de los innumerables cines
    Federico León aloja su proyecto "La última película" en uno de los innumerables cines que fueron convertidos en estacionamientos.
    /
  • El performance duracional “Algunos imperativos”
    El performance duracional “Algunos imperativos” (Some Imperatives) de Tim Etchells marca la ciudad con una serie de consignas poéticas.
    /

ESPACIOS REVELADOS / CHANGING PLACES cambia el espacio teatral por los amplios telones de la ciudad. Edificios comerciales y viviendas abandonadas, imponentes bancos vacíos, un puente ferroviario sobre Riachuelo, terrazas en las alturas de la ciudad, así como muros y fachadas del espacio público de Buenos Aires son convertidos por destacados artistas del teatro y el performance en escenarios.

Cuando se abrán las puertas de los edificios vacíos por largo tiempo en marzo de 2014 y sus espacios se llenen de personas, se producirá un desplazamiento de lugar en diversos sentidos: motivará a las personas de la ciudad a conocer nuevos espacios en dos barrios que serán conectados con buses itinerantes: el microcentro y La Boca. Los lugares mismos y su arquitectura cambian a través de las intervenciones artísticas. Ello transforma también la perspectiva sobre el espacio urbano y permite dibujar un nuevo mapa de la ciudad.

En el desarrollo de este proyecto se convocó a los artistas a reaccionar con sus propuestas a lugares, edificios y contextos urbanos en concreto. En sus obras se recuperan las huellas visibles e invisibles que deja una ciudad en el curso de su transformación, desplazando tiempo y espacio, evocando la imaginación, las incertidumbres y esperanzas que le han inspirado los habitantes y la ciudad que acogen su trabajo. Ellos ocupan los espacios con palabras, envían mensajes al espacio público y lo recrean como elemento central de una comunidad que busca generar identidad.

Las intervenciones artísticas

Mariana Tirantte y Mariano Pensotti transforman el vestíbulo del banco Tornquist en una “ciudad en sueños” con más de cien casas en miniatura. Basándose en la leyenda popular de la Difunta Correa, a la que los peregrinos argentinos llevan sus ofrendas en forma de miniaturas, las incertidumbres y esperanzas de los habitantes de la ciudad son expresadas en los letreros instalados sobre las maquetas. Los textos utilizan la gramática de la publicidad, como la que está omnipresente en los afiches, vitrinas e incluso en los rallados de protesta en la imagen urbana. La intervención contrapone la deslugaridad de las utopías al sueño, que siempre tiene un lugar y responde a situaciones concretas.

En uno de los innumerables cines que fueron convertidos en estacionamientos, Federico León aloja su proyecto “La última película”. El lugar en el que antes se encontraban las personas a ver una película, está hoy lleno de autos. León invierte este hecho y proyecta la última película exhibida antes del cierre del cine. La joven directora de cine argentina Magdalena Arau recupera la historia del galeón español por la ciudad, que encalló en el Rio de la Plata y fue descubierto durante las faenas de un proyecto inmobiliario y debió ser trasladado. Alejandro Tantanian nos guía a las terrazas en el centro de la ciudad y sigue a un arquitecto en sus ideales entre Latinoamérica y Europa. En el Puente Ferroviario, donde antes transitaba el tren desde Puerto Madero hacia La Boca, Beatriz Catani presenta con 40 actores textos de “El Infierno” de Dante. Las cicatrices salen a la luz mientras Catani sigue las huellas de un tren de pasajeros que cayó en medio del río el año 1930 cuando el puente se había apenas inaugurado. En su video “Casa antigua” (Old House) el director libanés Rabih Mroué trata el tema de recordar y olvidar en una sociedad traumatizada tomando como inspiración un edificio en ruinas.

El director y autor brasileño Leonardo Moreira sigue las huellas de una vida o de una vida no vivida en una casa vacía en su instalación performativa “Del lugar en el que estoy, ya me fui” (From where I was I've already left). Al trasladar la casa de su infancia a una de las casas más antiguas de Buenos Aires, Moreira permite a los espectadores reconstruir cinco “períodos vitales” que se amalgaman en una especie de imagen social.

Aún cuando los problemas sociales están presentes cotidianamente en el espacio público, quizás se nos evidencian verdaderamente recién con el cambio de contexto. Con su instalación “Acá estoy” (I'M HERE), Julian Hetzel posibilita el encuentro con una mendigo que él ha sacado de la calle y llevado a una casa vacía.

Los artistas encuentran sus temas también en el vacío mismo que apunta a lo que falta lo faltante y pide presencia. En “Escenarios vacíos” (Empty Stages), Hugo Glendinning y Tim Etchells documentan más de 50 fotografías de escenarios vacíos de todo el mundo, desde teatros amateur, pubs, centros de conferencias o teatros estatales. En un teatro abandonado en Buenos Aires las imágenes nos hablan no sólo del espacio de expectativas, sino también del interés por un mundo distinto. Un espacio vacío ocupa también “Agujero de risa” (Laughing hole) de La Ribot en un performance de cinco horas y lo transforma con numerosas palabras en una sala de exposición. Vivi Tellas dedica un museo a las palomas de la ciudad que pueblan por igual los edificios vacíos y las plazas. Invita a los habitantes a llevar sus mensajes por la ciudad con palomas mensajeras. Lo único que las palomas mensajeras saben, es cómo regresar a casa.

El performance duracional “Algunos imperativos” (Some Imperatives) de Tim Etchells marca la ciudad con una serie de consignas poéticas. En la fachada de la municipalidad de Buenos Aires el director británico instaló además una leyenda en neón. La intervención llama a reflexionar sobre la ciudad, sus sueños contradictorios y posibilidades. Aborda el espacio público como elemento central de una comunidad que busca generar identidad.

Los espacios necesitan seres humanos que los perciban y aprovechen. Dos instalaciones coreográficas invitan a las personas de la ciudad a contribuir a su conformación: en la instalación de William Forsythe “Multitud dispersa” (Scattered Crowd) los visitantes pueden hacer flotar el vestíbulo de un banco con ayuda de globos, mientras “Estado jardín” (Garden State) de MAMAZA invita a los habitantes a transformar un edificio abandonado de La Boca en un oasis verde con sus plantas y generar con ello un espacio social de encuentro.

Mariana Tirantte y Mariano Pensotti transforman el vestíbulo del banco Tornquist en una “ciudad en sueños” con más de cien casas en miniatura. Basándose en la leyenda popular de la Difunta Correa, a la que los peregrinos argentinos llevan sus ofrendas en forma de miniaturas, las incertidumbres y esperanzas de los habitantes de la ciudad son expresadas en los letreros instalados sobre las maquetas. Los textos utilizan la gramática de la publicidad, como la que está omnipresente en los afiches, vitrinas e incluso en los rallados de protesta en la imagen urbana. La intervención contrapone la deslugaridad de las utopías al sueño, que siempre tiene un lugar y responde a situaciones concretas.

En uno de los innumerables cines que fueron convertidos en estacionamientos, Federico León aloja su proyecto “La última película”. El lugar en el que antes se encontraban las personas a ver una película, está hoy lleno de autos. León invierte este hecho y proyecta la última película exhibida antes del cierre del cine. La joven directora de cine argentina Magdalena Arau recupera la historia del galeón español por la ciudad, que encalló en el Rio de la Plata y fue descubierto durante las faenas de un proyecto inmobiliario y debió ser trasladado. Alejandro Tantanian nos guía a las terrazas en el centro de la ciudad y sigue a un arquitecto en sus ideales entre Latinoamérica y Europa. En el Puente Ferroviario, donde antes transitaba el tren desde Puerto Madero hacia La Boca, Beatriz Catani presenta con 40 actores textos de “El Infierno” de Dante. Las cicatrices salen a la luz mientras Catani sigue las huellas de un tren de pasajeros que cayó en medio del río el año 1930 cuando el puente se había apenas inaugurado. En su video “Casa antigua” (Old House) el director libanés Rabih Mroué trata el tema de recordar y olvidar en una sociedad traumatizada tomando como inspiración un edificio en ruinas.

El director y autor brasileño Leonardo Moreira sigue las huellas de una vida o de una vida no vivida en una casa vacía en su instalación performativa “Del lugar en el que estoy, ya me fui” (From where I was I've already left). Al trasladar la casa de su infancia a una de las casas más antiguas de Buenos Aires, Moreira permite a los espectadores reconstruir cinco “períodos vitales” que se amalgaman en una especie de imagen social.

Aún cuando los problemas sociales están presentes cotidianamente en el espacio público, quizás se nos evidencian verdaderamente recién con el cambio de contexto. Con su instalación “Acá estoy” (I'M HERE), Julian Hetzel posibilita el encuentro con una mendigo que él ha sacado de la calle y llevado a una casa vacía.

Los artistas encuentran sus temas también en el vacío mismo que apunta a lo que falta lo faltante y pide presencia. En “Escenarios vacíos” (Empty Stages), Hugo Glendinning y Tim Etchells documentan más de 50 fotografías de escenarios vacíos de todo el mundo, desde teatros amateur, pubs, centros de conferencias o teatros estatales. En un teatro abandonado en Buenos Aires las imágenes nos hablan no sólo del espacio de expectativas, sino también del interés por un mundo distinto. Un espacio vacío ocupa también “Agujero de risa” (Laughing hole) de La Ribot en un performance de cinco horas y lo transforma con numerosas palabras en una sala de exposición. Vivi Tellas dedica un museo a las palomas de la ciudad que pueblan por igual los edificios vacíos y las plazas. Invita a los habitantes a llevar sus mensajes por la ciudad con palomas mensajeras. Lo único que las palomas mensajeras saben, es cómo regresar a casa.

El performance duracional “Algunos imperativos” (Some Imperatives) de Tim Etchells marca la ciudad con una serie de consignas poéticas. En la fachada de la municipalidad de Buenos Aires el director británico instaló además una leyenda en neón. La intervención llama a reflexionar sobre la ciudad, sus sueños contradictorios y posibilidades. Aborda el espacio público como elemento central de una comunidad que busca generar identidad.

Los espacios necesitan seres humanos que los perciban y aprovechen. Dos instalaciones coreográficas invitan a las personas de la ciudad a contribuir a su conformación: en la instalación de William Forsythe “Multitud dispersa” (Scattered Crowd) los visitantes pueden hacer flotar el vestíbulo de un banco con ayuda de globos, mientras “Estado jardín” (Garden State) de MAMAZA invita a los habitantes a transformar un edificio abandonado de La Boca en un oasis verde con sus plantas y generar con ello un espacio social de encuentro.

Socios 2014

Siemens Stiftung, Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Ministerio de Cultura, El Cultural San Martín, Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda

En colaboración con: Fundación M.I.R.A., Acumar, Edificio Tornquist, Palacio Reconquista, Galería Güemes, Edificio Bencich, Edificio Lanusse, Banco Hipotecario, Secretaría Legal y Técnica de la Nación, Estacionamiento Cuadras, Cine Teatro Dante, Museo de la Ciudad, Casa del Sur, Barraca Peña, IUNA, Centro Rural de Arte.

Siemens Stiftung, Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Ministerio de Cultura, El Cultural San Martín, Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda

En colaboración con: Fundación M.I.R.A., Acumar, Edificio Tornquist, Palacio Reconquista, Galería Güemes, Edificio Bencich, Edificio Lanusse, Banco Hipotecario, Secretaría Legal y Técnica de la Nación, Estacionamiento Cuadras, Cine Teatro Dante, Museo de la Ciudad, Casa del Sur, Barraca Peña, IUNA, Centro Rural de Arte.