Los artistas aprovechan los “puntos invisibles”
Los artistas aprovechan los “puntos invisibles” de una ciudad y sensibilizan a sus habitantes sobre ellos.

La serie de proyectos comienza preguntándose qué cohesiona a una sociedad frente a los cambios ecológicos, económicos y sociales, y cómo se puede generar identidad en sentido literal en los espacios urbanos.

La base del proyecto es simple: los espacios deshabitados en la ciudad dan paso a un margen de libre intervención. Estos espacios son intervenidos por artistas del propio país y por artistas que miran esta ciudad desde otras partes de Latinoamérica y del mundo. Aprovechan estos lugares y los dan a conocer a través de su trabajo. Sus obras son apuestas, movimientos de búsqueda colectiva e iniciativas audaces, cuyo estímulo es uno de los objetivos principales de la fundación Siemens Stiftung.

Las sociedades necesitan lugares en los que se manifieste su cohesión, donde se puedan expresar sus miedos y anhelos. Siemens Stiftung impulsa proyectos culturales de categoría internacional, como este, porque es posible cambiar la perspectiva a través del cambio de lugar y de allí pueden surgir nuevos impulsos para la sociedad.

Al mismo tiempo, el proyecto en Buenos Aires es el inicio de una serie internacional que busca liberar fuerzas creativas y despertar un sentimiento de responsabilidad a través del despliegue de la individualidad artística en las ciudades. La segunda parte de la serie tuvo lugar en 2016 en Santiago de Chile. Después está planificada su continuación en Bogotá.