La Casa de los pequeños investigadores promueve el espíritu natural de investigación de los niños.

Fiel al lema «La práctica temprana hace al maestro», en octubre de 2006 nació la iniciativa «Casa de los pequeños investigadores»  (Haus der kleinen Forscher). Su propósito consiste en apoyar a los pedagogos y docentes en su tarea de facilitar a los niños el contacto diario con cuestiones científicas, matemáticas y técnicas. Este apoyo se lleva a cabo en forma de cursos de formación continua, materiales de información e ideas dentro de redes locales de la Fundación. Más de 20 000 guarderías y escuelas primarias se benefician ya de las ofertas de la iniciativa educativa, en torno a 3 700 instituciones son «casas para pequeños investigadores» certificadas.

La fundación Siemens Stiftung es miembro fundador y patrocinador de la iniciativa educativa «Casa de los pequeños investigadores». Con su compromiso pretende contribuir a desarrollar un acceso adecuado de los niños a fenómenos e interrelaciones de la ciencia, las matemáticas y la técnica, así como a mejorar a largo plazo las oportunidades educativas de los niños en estos campos.

¿Fomenta la realización conjunta de experimentos el desarrollo del lenguaje?

En el marco de la investigación sobre los efectos de la educación científica a edades tempranas, la fundación Siemens Stiftung, junto con las fundaciones «Haus der kleinen Forscher» y Baden-Württemberg Stiftung, promovió el estudio EASI Science-L (Early Steps into Science and Literacy) sobre los efectos de la educación en el lenguaje y la calidad de la interacción. Los resultados publicados en agosto de 2017 confirman el efecto positivo sobre el desarrollo lingüístico de las ofertas educativas en el campo de las ciencias. Sobre la base de los conocimientos así adquiridos es posible evaluar y mejorar la cualificación de los educadores.

La fundación sin ánimo de lucro «Haus der kleinen Forscher» promueve de manera activa la enseñanza de calidad a edades tempranas en los campos de las matemáticas, la informática, las ciencias y la tecnología (STEM - Science, Technology, Engineering, Mathematics), con el objetivo de fortalecer a los jóvenes de cara al futuro y habilitarlos para una actuación sostenible. Junto con la red local de socios cooperantes , la Fundación ofrece un programa educativo en todo el territorio federal alemán dirigido a ayudar a los pedagogos y docentes en su tarea de acompañar a los niños en edad preescolar y de escuela primaria de manera cualificada mientras descubren, investigan y aprenden. La «Haus der kleinen Forscher» mejora las oportunidades de formación, fomenta el interés por el campo STEM y profesionaliza con ese fin al personal pedagógico. Socios cooperantes de la Fundación son la Asociación Helmholtz, la fundación Siemens Stiftung, la fundación Dietmar Hopp Stiftung y la fundación Deutsche Telekom Stiftung. La Fundación es patrocinada por el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania.