Nota de prensa | Cultura 01.09.2009

Coral Visual

8 octubre – 5 noviembre 2009, Casa de la Cultura, Buenos Aires, Argentina
8 octubre 17:30 h: Conversación con los artistas con Gabriela Golder y Richard Grayson

La exposición Coral Visual, una cooperación entre la Casa de la Cultura,
el Ministerio de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Siemens
Fundación Argentina y la Siemens Stiftung, se ocupa de un tema inusual
para las artes plásticas como son las “corales”, planteando cuestiones que
trascienden lo puramente musical para albergar también la perspectiva de
la observación social. En los trabajos en vídeo de Johanna Billing, Gabriela
Golder, Richard Grayson, Sven Johne, Paul Pfeiffer, Markus Schinwald y
Artur Žmijewski, la coral se convierte en el centro de la observación, invirtiendo así la relación tradicional entre la imagen y el sonido.

El presente de la música se considera algo obvio en películas, clips y en otros medios con base temporal. En la industria cinematográfi ca, las bandas sonoras acompañan y acentúan los apasionantes mundos imaginarios de ilusión en gran formato. Sin embargo, en estos casos, los sonidos y la base acústica son siempre secundarios y sirven únicamente como potenciadores de lo visual. Friedrich Nietzsche fue el primero que contempló la música tanto desde el punto de vista de su fuerza emocional como también de su función como fundamento histórico. Después de Nietzsche, la coral de la tragedia griega dejó de ser sólo un marco musical y un elemento decorativo. Si la música es un acontecimiento en el que intervienen siempre varias instancias, la coral se convierte sin lugar a dudas en la forma más ilustrativa de este engranaje. Las corales presuponen la existencia de un encuentro, una uniformidad y una fusión. Cuando observamos este juego en la pantalla nos alejamos de la comunidad y nos convertimos en una instancia similar a la de la coral explicativa de la antigüedad.
Adoptamos una postura refl exiva en la que es posible vivir el canto y observarlo a la misma vez, experimentarlo desde el interior y juzgarlo desde el exterior. La coral visual se convierte entonces en un indicio de lo social que señala una variedad de sucesos, que aúna lo acústico y lo visual, la escena y lo obsceno, lo audible y lo inaudito.

Johanna Billing, por ejemplo, muestra en su trabajo de vídeo, abordado como un bucle sin fi n, una coral de niños croata que escenifi ca la canción Magical World de la banda americana Rotary Connection en un centro de cultura croata. La banda expresó en los años sesenta con los textos de sus canciones su deseo de modifi cación de las circunstancias sociales en su país. 40 años más tarde, Magical World es cantada con niños en un inglés ligeramente afectado, en un país que tiene que lidiar con las difi cultades de la posguerra y de la integración en la UE: unas circunstancias que aportan a la canción una nueva profundidad y un nuevo signifi cado, así como una magia especial, generada por la visión de las caras refl exivas de los niños. Para su proyecto Arrorró, tomado del nombre de una famosa canción de cuna en el mundo hispanoparlante, la artista argentina Gabriela Golder graba canciones de cuna mientras son entonadas por las más diversas personas. Para recopilar más de 500 canciones de todas las regiones de Argentina, recorrió el país durante varios meses. Gracias a la interconexión mundial que permite Internet y a la posibilidad ilimitada de subir nuevos vídeos en cualquier momento, la colección de canciones de su página web asciende ya a más de 300 clips. Mediante este retrato, Golder aporta una mirada íntima de la identidad de las personas y de su diversidad cultural.

Texto e imagen, realidad y fi cción se unen en la obra de Sven Johne, que vincula la historia de la muerte del guía Klaus Barthel a la temática de la culpabilidad de un funcionario de aduanas de la RDA, en defi nitiva de su propio padre. La canción Am Brunnen vor dem Tore, del Viaje de Invierno de Schubert, escenifi cada en el lugar de la tragedia a los pies de los acantilados Wissower Klinken de la isla de Rügen por los compañeros de luto, nos plantea la cuestión del destino y de un poder sobrenatural.

La relación con los mitos históricos y la tematización del signifi cado del cuerpo y su escenifi cación en los medios quedan patentes en Children´s Crusade, una película del austríaco Markus Schinwald. En su trabajo aúna las cruzadas infantiles del alto Medievo con la leyenda del fl autista de Hamelín, haciendo que una extraña marioneta llamada Otto dirija a una multitud de niños por la ciudad.


En la obra de Richard Grayson, de 45 minutos de duración, una coral compuesta por un grupo homogéneamente mixto entona un pasaje alimentado por textos de canciones del culto cristiano “The Family International”, así como elementos de Apocalipsis de San Juan. Las líneas tratan de guerra, desempleo masivo y otros mensajes terrorífi cos de una civilización en la que un robot gigante gobierna la tierra hasta la vuelta de Jesús a la tierra. Se crea el reino de salvados, hasta que los elegidos pueden ser evacuados fi nalmente en una gigantesca nave espacial dorada, The Golden Space City of God –al mismo tiempo nombre de la obra–, hacia el espacio intergaláctico. Este escenario espeluznante se muestra simplemente mediante el canto del grupo, grabado desde distintas perspectivas, sin ningún comentario adicional por parte del artista.

En Live from Neverland, el artista Paul Pfeiffer emplea una coral aparentemente sin edad para que recite de forma sincronizada algo que supuso un acontecimiento para los medios de comunicación de masas: la declaración de Michael Jackson sobre su acusación por abusos a menores en el año 1993. La interpretación por los y las cantantes tiene como resultado no sólo una revaloración y un cuestionamiento de la transmisión en directo por televisión en su momento, sino que aporta a la escena además un aura totalmente siniestra.


También el observador de Deaf Bach (Singing Lesson 2) se siente incómodo y sorprendido, como durante la observación de algo prohibido. Artur Žmijewski muestra como una serie de escolares con importantes lesiones auditivas recitan distintas cantatas de Bach con el acompañamiento de músicos profesionales en la iglesia de Santo Tomás de Leipzig. Aunque son incapaces de oír y de controlar su canto y el resultado se parece más a una cacofonía, los jóvenes disfrutan ostensiblemente de la prueba. Presenciar este impactante trabajo en vídeo pretende agudizar la conciencia del público en relación con la aceptación de enfermedades y anomalías corporales que afectan a la participación en la vida social.